¿Que es el triangulo de salud?

La Organización Mundial de la Salud plantea que la salud es mucho más que la ausencia de enfermedad y la define como “completo estado de bienestar físico, mental y social”.

Creado en el año 1997 como un proyecto para una escuela de enseñanza media de Alaska, el triángulo de la salud ha servido como un gráfico que mide la salud mental, social y física de un individuo. Los creadores usaban un triángulo equilátero para representar estos aspectos de la salud. Dado que todos los lados son iguales, esto destaca la igualdad de la importancia de los tres aspectos. De hecho, darle más atención a un lado en particular, ignorando los otros, puede llevar a desequilibrios de la salud.

Los tres lados del triángulo de la salud son independientes uno de otro. Por ejemplo, una persona muy sociable que pasa muchas noches de fiesta podría no tener suficiente horas de sueño. Si además bebe, toma drogas y fuma, su salud física y posiblemente mental, estará comprometida. Por otro lado, considera una persona muy meticulosa con su dieta y su ejercicio. Esta persona a menudo rechazará socializar con sus amigos por miedo a perder su buena forma. Evitará cenar con gente para cumplir son sus estrictas rutinas diarias. Este individuo puede que tenga una estupenda salud física, pero su vida social es inadecuada. Esto puede llevar a la soledad, lo que eventualmente podría comprometer su salud mental. Ahora, piensa en una persona mayor que sufre Alzheimer. Esta es una enfermedad física que podría causar discapacidades de aprendizaje, que pueden tener una influencia negativa en su salud mental.

¿Que es la salud mental?

La salud mental se define como un estado, un proceso que refleja una conducta de resistencia, el resultado de un proceso además puede relacionarse con  características de la persona por lo que  la salud mental se define no sólo como un proceso o una variable de resultado, sino también como una variable independiente es decir, una característica personal que influye en nuestro comportamiento.

Los factores de riesgo ambientales de la (mala) salud mental suelen provocar efectos a corto plazo, como cambios del estado de ánimo y del afecto del tipo de sentimientos de placer o entusiasmo o un estado de ánimo depresivo; las características de la persona pueden interactuar con factores psicosociales de riesgo en el trabajo y exacerbar o amortiguar sus efectos además no solamente pueden actuar como precursores en el desarrollo de la salud mental, sino también cambiar como consecuencia de los efectos.

Es importante prestar atención a los problemas de salud mental por múltiples razones, por ejemplo al revisar las estadísticas de varios países estas indican que son muchas las personas que abandonan su empleo por problemas de salud mental por lo que la prevención de la mala salud mental (en su origen) es socialmente rentable, entre otras cosas  por los muchos indicios que indican los beneficios que producen los programas preventivos.

La prevención primaria, es el tiempo de intervención en que debe evitar que se produzca la enfermedad mental, la debe orientarse hacia los precursores, eliminando o reduciendo los riesgos del entorno y favoreciendo la capacidad de resistencia y otras capacidades del individuo. La prevención secundaria se orienta hacia el mantenimiento de la población activa que ya padece algún tipo de problema de salud (mental). Este tipo de prevención debería abarcar la estrategia de prevención primaria, asociada a estrategias encaminadas a que tanto los trabajadores como sus supervisores puedan reconocer precozmente los signos de la mala salud mental, a fin de reducir sus consecuencias o impedir que empeoren. La prevención terciaria va dirigida a la rehabilitación de las personas que han dejado de trabajar por problemas de salud mental. Este tipo de prevención debe dirigirse a la adaptación de los puestos de trabajo a las posibilidades del individuo (lo que a menudo resulta sumamente eficaz), junto con el asesoramiento y tratamiento individuales.

Por ultimo algunos tips para manejar efectivamente la tensión, lo cual redundara en tener un nivel de estrés tolerable:

En el trabajo:

  • Haz una lista de tareas, por prioridades
  • Sonríe a menudo, sé amable, ofrece ayuda y cooperación
  • Establece relaciones positivas con tus compañeros
  • Sé asertivo, expresa gratitud
  • Habla con optimismo

En la casa:

  • Sé amable y cortés con tu familia
  • Alaba las buenas cualidades de tu familia
  • Sé tolerante y flexible
  • Practica la comunicación efectiva con tu familia
  • Dedica tiempo al mantenimiento y limpieza de la casa.

A solas:

  • Dedica tiempo para ti
  • Practica la meditación y la relajación
  • Comparte con amistades
  • Dedica tiempo para la lectura, el pasatiempo, a hacer manualidades, ir de tiendas
  • Saca tiempo para reposar y para la diversión

Control de tu cuerpo:

  • Haz una dieta balanceada
  • Practica el ejercicio con regularidad
  • Toma abundante agua
  • Evita el uso de drogas, alcohol y medicamentos que no sean recetados por el médico

¿Que es la salud social?

La salud social es uno de los tres aspectos que forman parte del concepto salud. Una persona que tiene salud social es aquella capaz de disfrutar de una buena relación el entorno que lo rodea, pero para ello también la sociedad debe proveer para esto.

Una persona vive rodeada de amigos, familiares, compañeros de trabajo y vecinos; generar una buena relación con ellos es lo que hará que la persona pueda desarrollar una buena salud social.

Así también es importante que una persona mantenga un buen equilibrio en el entorno en el que vive, es por eso que este tiene que estar preparado para poder satisfacerse todas sus necesidades en cuanto a educación, cultura y trabajo.

Disfrutar una salud social nos permite desarrollarnos mejor como personas, liberando nuestro potencial interior y optimizando nuestro rendimiento en el trabajo y a estudios.

Pero además, los beneficios también hay beneficios para la comunidad donde esta persona vive, porque si todos disfrutan de una salud social, la comunidad se ira fortaleciendo y crecerá en cantidad y calidad.

Disfrutar de una buena calidad de vida depende mucho de la salud social porque esto nos ofrece un bienestar general en todos los aspectos.

¿Que es la salud fisica?

La salud física, consiste en el óptimo desarrollo fisiológico de  nuestro cuerpo manteniendo el confort de la persona; La salud física nos mantiene adiestrados y alertas para la actividad física, mental y espiritual.

Es necesario dedicar una o dos horas diarias ó 3 veces por semana para practicar deportes y hacer ejercicios físicos; El desarrollo de las capacidades físicas influye de manera muy directa en la salud y bienestar del hombre. Mantener una buena salud física implica:

 

  • Contribuir con la formación física del individuo.
  • Mejora el tiempo de acción y respuesta
  • Mejorar el transporte de oxigeno
  • Aumentar el número de glóbulos rojos.
  • Mejora el funcionamiento del sistema neuromuscular
  • Mejorar la resistencia, potencia y fuerza muscular, para realizar otras actividades físicas de la vida diaria.
  • Mejorar el sistema cardiovascular y respiratorio.
  • Disminuye el tejido adiposo subcutáneo; Incrementa la utilización de la grasa corporal y mejora el control del peso.
  • Mejora el perfil de los lípidos en sangre (reduce los triglicéridos y aumenta el colesterol HDL).
  • Disminuye el riesgo de mortalidad por enfermedades cardiovasculares en general y en especial de mortalidad por cardiopatía isquémica en grado similar al de otros factores de riesgo como el tabaquismo.
  • Previene y/o retrasa el desarrollo de hipertensión arterial, y disminuye los valores de tensión arterial en hipertensos.
  • Mejora la regulación de la glucemia y disminuye el riesgo de padecer diabetes no insulin dependiente.
  • Mejora la digestión y la regularidad del ritmo intestinal.
  • Disminuye el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer, como el de colon, uno de los más frecuentes y sobre el que al parecer existe mayor evidencia.
  • Ayuda a mantener la estructura y función de las articulaciones. La actividad física de intensidad moderada, como la recomendada con el fin de obtener beneficios para la salud, no produce daño articular y por el contrario puede ser beneficiosa para la artrosis.
  • Ayuda a controlar y mejorar la sintomatología y el pronóstico en numerosas enfermedades crónicas (Cardiopatía isquémica , Hipertensión arterial, Enfermedad pulmonar obstructiva crónica , Obesidad, Diabetes , Osteoporosis, etc.) La actividad física y de forma especial aquella en la que se soporta peso, es esencial para el desarrollo normal del hueso durante la infancia y para alcanzar y mantener el pico de masa ósea en adultos jóvenes.
  • Ayuda a establecer unos hábitos de vida cardiosaludables en los niños y combatir los factores (obesidad, hipertensión, hipercolesterolemia, etc.) que favorecen el desarrollo de enfermedades cardiovasculares en la edad adulta.
  • En adultos de edad avanzada, disminuye el riesgo de caídas, ayuda a retrasar o prevenir las enfermedades crónicas y aquellas asociadas con el envejecimiento. De esta forma mejora su calidad de vida y aumenta su capacidad para vivir de forma independiente. Disminuye la mortalidad tanto en adultos jóvenes como en los de mayor edad, siendo incluso menor en aquellos que tan sólo mantienen un nivel de actividad física moderado que en los menos activos o sedentarios.
  • Ayuda a conciliar y mejorar la calidad del sueño.
    Mejora la imagen personal y permite compartir una actividad con la familia y amigos. Ayuda a liberar tensiones y mejora el manejo del estrés. Ayuda a combatir y mejorar los síntomas de la ansiedad y la depresión, y aumenta el entusiasmo y el optimismo.
  • Por último, todos estos beneficios tendrán una repercusión final en la reducción del gasto sanitario. Este es un argumento de peso para que tanto las administraciones públicas como privadas apoyen la promoción de la actividad física en todos los estamentos de nuestra sociedad

Puedes leer un poco mas AQUI

Entradas relacionadas