Como surgieron los seguros de salud

Como surgieron los seguros de salud

Analizar de donde vienen los seguros y cómo es que se crearon, resulta bastante interesante e ilustrativo, nos hace regresar a la esencia del ser humano, a la búsqueda natural de protección que es inherente a cada ser vivo.

Por naturaleza el hombre busca protección y proteger a sus seres queridos y sus pertenencias como prioridad. En un segundo nivel, busca proteger los intereses comunes a la sociedad en que se encuentra. Siendo este principio de fraternidad de apoyo mutuo, lo que constituye uno de los primeros vestigios que dan origen al Seguro, como medida de protección ante los riesgos sociales y naturales que atentaban contra sus vidas.

Por lo tanto, la historia del seguro se remonta hasta las antiguas civilizaciones Griegas y Romanas, aunque algunos sugieren que fueron los Babilonios e Hindúes quienes efectuaban contratos a la gruesa financiando pérdidas. Siendo una acción común, en caso de muerte, colectar y distribuir fondos entre los miembros de las comunidades para solventar los gastos de los implementos para llevar a cabo los rituales de sepultura, velación o incineración, según la situación y nivel del difunto.

De esta forma, se dieron cuenta que en grupos era más sencillo hacerle frente a diversas situaciones complicadas por naturaleza, como lo eran: encontrar el alimento, combatir animales, hacer frente a las enfermedades o a los accidentes. Por ejemplo, se tenía estipulado que cuando un hombre moría, otro adoptaba a la familia que quedaba desamparada y adquiría la responsabilidad total para protegerla y encargarse de ella. Siendo esto la noción mas primitiva de la protección y seguridad pública como obligación de palabra o estipulada por la ley del lugar.

Doctor Ofreciendo Servicio al Paciente con Seguro de Salud

Esta noción primitiva de protección y seguridad pública, da origen a lo que se llamó “riesgo compartido”, y una vez que la unión y solidaridad entre varios individuos, demostró que trabajando juntos, se pueden eliminar elementos de riesgo e incertidumbre, dio como resultado acciones positivas y se convirtió  en una de las fuerzas mas grandes que mueve al mundo.

Organizarse en grupos para la protección hizo que se obtuvieran beneficios comunes recurriendo a prácticas solidarias, llegando esto a ser lo que constituyó el comienzo de nuestro actual sistema de seguros. Lo que ha llevado a esta industria a que en la actualidad existan en EUA mas de 2,500 compañías que proporcionen seguros de vida y de salud.

Como todo negocio, las empresas de seguros de salud, han tenido que pasar por un desarrollo, un crecimiento, puntos críticos, problemas financieros, reestructuraciones, quiebres, fraudes, crecimiento y consolidación. Durante todos estos años se han ido consolidando todos los servicios que ofrece una compañía de seguros de salud y ahora son tan sólidos los principios sobre los cuales están basados, tan eficiente su administración y tan fuerte el apoyo en el tema de la salud, que han podido llegar al día de hoy con grandes cimientos y fuerte estructura organizacional para poder atender a todos los asegurados. En la actualidad son tan fuertes los fundamentos de las Instituciones que otorgan los servicios de seguros de salud, que las compañías mas pequeñas, están firmes y sólidamente respaldadas para brindar los servicios con la mejor calidad y respondiendo en tiempo a las urgencias médicas.

Algunas aseguradoras entregan unas pequeñas tarjetas con los datos generales del seguro y del paciente, para que estas sean guardadas en las carteras y sea fácil y práctico traer la información a la mano.

Hay compañías que por medio de su número gratis brindan asesoría médica, ya sea dando apoyo para una situación que se puede solucionar en casa, seguimiento de un tratamiento o comunicarte con algún especialista de la situación por la que estés pasando.

Algunas aseguradoras limitan sus servicios a ciertos hospitales o médicos, con los cuales hay un acuerdo previo de trabajo. Otras hacen una valorización de los gastos generados para decir que reembolsarán y que no. Algunas otras, tienen pólizas de seguros médicos, donde se está en libertad de escoger el hospital y los médicos por los cuales se prefiere ser atendidos.

Algunas empresas también ofrecen el servicio de consultas a domicilio, las cuales son bastante útiles cuando se trata de personas que no se pueden mover de la cama, golpes en la cabeza o el cuello, donde es mejor esperar que lleguen los paramédicos para inmovilizar el cuerpo y evitar cualquier otro problema, etc. Cuando usted llama al teléfono de contacto proporcionado por su aseguradora, le harán una serie de preguntas que es necesario que se contesten de forma rápida, clara y precisa, para que ellos puedan proporcionar el mejor servicio y atención a su situación. Es común que el servicio de consultas a domicilio haga llegar al médico en ambulancia si así lo amerita, esta valoración la harán por medio de las respuestas que haya usted dado.

Para los servicios de hospitalización existen dos formas de actuar. Si la situación no es tan grave y tienes tiempo de consultar a que hospital puedes asistir está perfecto. Si de antemano sabes a cual hospital acudir, mucho mejor, pero en ocasiones por la misma gravedad del accidente o situación que se haya presentado, se tiene que acudir al lugar que quede más cercano o al que conozcan las personas que están proporcionando los primeros auxilios. En estos casos, cuando el hospital no trabaja con la aseguradora, habrá que pagar los gastos médicos en efectivo o tarjeta de crédito y después, solicitar un reembolso a la aseguradora.

A continuación presentamos una serie de pasos, que algunas aseguradoras piden para la valorización de los honorarios médicos antes de decidir si cubrirán los gastos médicos o no:

  1. Hay que solicitar al médico responsable de la operación, un presupuesto en el cual esté perfectamente detallado los honorarios de él, de sus ayudantes, de su anestesiólogo y cualquier otra persona involucrada en la operación.
  2. El médico responsable tendrá que llenar los formatos que la aseguradora requiera para seguir con el trámite.
  3. El paciente tendrá que llenar los formatos que la aseguradora requiera para seguir con el trámite.
  4. El paciente tendrá que llamar a su asesor o acudir a un centro de atención de la aseguradora, para solicitar el trámite de valoración de los honorarios médicos y entregar la documentación extra que la aseguradora le solicite, entre los que podrían estar: identificación oficial del asegurado, identificación de que es el titular del seguro, copia del aviso de accidente, copia del informe médico, copias de las facturas o la copia de la autorización del pago directo, entre otros.
  5. La aseguradora tomará algún tiempo para verificar si la información y los papeles que se le han entregado son reales, si la documentación médica es correcta, si los servicios concuerdan con la póliza contratada, si están llenados correctamente, etc.. Con esto determinarán si el pago procede o no.
  6. El paciente deberá regresar la fecha indicada al centro de atención de la aseguradora con el contra recibo otorgado por la misma, una credencial vigente y su identificación como asegurado para recibir la respuesta de la valoración de los gastos médicos. La respuesta se deberá entregar de forma escrita, en un papel membretado por la compañía indicando si ha sido aceptada o rechazada. En ambos casos se explica claramente lo que cubrirá el seguro o las causas por las cuales no se cubrirán los gastos de la atención médica, quedando estos bajo tu propia cuenta, sin opción a reembolso.

Es importante que se conozcan todas las formas en que se puede hacer efectivo el seguro de salud. Si ya se invirtió un tiempo en seleccionarlo, si se está invirtiendo una cantidad anual para pagarlo y llega el momento en que se tiene que hacer uso de él, hay que conocer que sí se puede hacer, que es lo cubre, hasta donde y que no cubrirá nuestro seguro de salud.

 

Entradas relacionadas