Cobertura de los seguros médicos para niños adoptados

Cobertura de los seguros médicos para niños adoptados

En general, las Compañías de Seguros están obligadas por Ley a tratar a los niños adoptados, con los mismos derechos que a los hijos biológicos de las parejas. Pero existen algunos tipos de planes de seguro que pueden presentar algunas complicaciones, según varíen algunos términos o leyes específicas de casos muy particulares.

Hasta 1993, las compañías aseguradoras, tenían el derecho de decidir por ellas mismas si mantenían al margen o no a los niños que fueran adoptados. Teniendo entre sus decisiones el poder aplazar o retrasar, la ampliación de la cobertura del seguro. Poniendo como pretexto que el infante solo podía contar con la cobertura total, hasta que la ley lo declarara como hijo legal de la pareja. Proceso que en ocasiones llevaba años para lograr su concretización. Otro punto que podían controlar, era la cobertura total del seguro, denegando la cobertura para condiciones preexistentes.

A partir de esa fecha, en que se aprobó una Ley que declara que todo grupo que ofrezca planes de seguros de salud, debe tratar por igual a todos los hijos registrados por las parejas, sean estos adoptados o biológicos, las cosas han cambiado y ahora ya no pueden llevar el comienzo del seguro y sus beneficios, a una cobertura con una fecha arbitraria designada por ellos.

Para que el seguro tenga efecto, lo único que la pareja debe de asegurarse es el realizar los trámites correctos para que el pequeño quede registrado como hijo legal ante las leyes y así poderlo incluir en el seguro familiar de gastos médicos. Debido a que las adopciones “por cariño” o “adopciones concubinas” no son tomadas en cuenta. Es decir, si alguien se casa con una persona que ya tiene hijos y nunca realizan el trámite de adopción legal, esos hijos no podrán ser incluidos en un seguro familiar, aunque la familia esté conformada por la pareja y los hijos y estos sean criados por ambos con amor, cariño, dentro de una familia integrada y funcional. En este tipo de casos la pareja si podrá tener el seguro familiar y la cobertura para los hijos que tengan en común. Pero para que los hijos de uno solo puedan tener acceso a los beneficios de un seguro familiar, el padre o la madre, tendrán que asegurarse por separado para poder incluir a sus hijos en el mismo.

Aunque aún existen algunas aseguradoras que no están abiertas a asegurar a niños no natos y próximos a adopción, existen algunas que si lo hacen. Las que no lo aceptan se basan en que no se puede asegurar al niño hasta que él ha nacido y se ha iniciado el proceso de adopción, porque aún no existe seguridad alguna en que en verdad ese niño vaya a ser adoptado por los nuevos padres o que la madre biológica no se vaya a arrepentir de entregar a su hijo en el último momento. Las aseguradoras que si lo aceptan, están dispuestas a dar cobertura desde el mismo momento en que los padres inician a realizar los trámites con intención de adoptar a un pequeño.

Estos son dos puntos de vista diferentes y ambos, tienen la posibilidad de ofrecer una cobertura de seguro médico. Solo es cuestión de que se analice cual es el caso y dirigirse con la compañía de seguros que la ofrezca.