Consejos para ser mas sociable

Salud Social

Tienes problemas para tener amigos o poder compartir con otras personas? Acá de dejo algunas sugerencias para que puedas hacer brillar tu personalidad

  • Simplemente se tú mismo. No tengas miedo de expresar tus opiniones. Si alguien te ofende, ignóralo. La gente celosa de ti y a la que no caigas bien serán muy pocos comparados con los que te van a querer por ser natural. Saca ventaja de tus puntos fuertes.
  • Empieza a desarrollar buenas habilidades sociales. No todos nacemos con grandes habilidades para relacionarnos socialmente, pero es posible desarrollarlas. Con el entrenamiento apropiado y buena orientación, puedes mejorar notablemente tu confianza y la impresión que otros tienen de ti.
  • Se optimista. Incluso si no tienes tu mejor día, recuerda que siempre hay algo por lo que sonreír. Si sueles tener un punto de vista positivo de las cosas, la gente querrá estar a tu lado. De todas formas, se cauto. Llega un punto en el que el optimismo desmedido puede ser fastidioso. No seas “demasiado” optimista.
  • Quiérete a ti mismo. Es difícil gustarle a alguien si no te aprecias a ti mismo. Intenta ejercitar tu autoestima. Empieza tu viaje interno y “descúbrete a ti mismo”.
  • Presta atención a tu apariencia exterior. Tu apariencia no es la clave para hacer amigos, pero ayuda mucho. Asegúrate de enviar a los que te rodean buenas señales con tu lenguaje corporal. Se único, se tú mismo.
  • Si eres reservado, empieza por hacer cosas pequeñas. Por ejemplo, cada vez que vayas a la escuela, al trabajo o a una fiesta, trata de decir hola a los demás y tener al menos una conversación cara a cara con alguien. Concéntrate en las tareas sociales más sencillas antes de pasar a las más complicadas; de esa forma, tu éxito irá motivándote a dar el siguiente paso.
  • Haz amistad con diferentes tipos de gente. Los más populares no siempre son la manzana más roja de la cesta, pero saben cómo ganarse a la gente y hacerles sentir bien. Nunca es demasiado tarde para disfrutar de la popularidad.
  • Se amable con otros. Alaga a los demás siempre que puedas, pero hazlo con sinceridad. Si eres reservado, respira hondo y arriésgate; nunca sabes qué pasará. Si eres tímido por fuera pero un poco alocado por dentro, deja que tu persona interior salga de repente. Cambia de peinado inesperadamente o da unos pasos de baile. Los demás se reirán y te encontrarán divertido. Así será más fácil que les guste estar a tu lado.
  • Encuentra personas que compartan tus intereses. Espabila, muévete y únete a los que se interesan por las mismas cosas que tú. En ese entorno, será más fácil conocer personas con la que entablar una amistad. Esto no es un requisito imprescindible para trabar una amistad; también es bueno sentirse cómodo con gente diferente, aunque no tengáis mucho en común.
  • Despliega tu sentido del humor. Para mucha gente, ser divertido consiste en llamar la atención sobre algo raro o inesperado, pero ¿qué hay de ti? Antes que nada, has de confiar en tu propio sentido del humor, lo que te hace reír a ti. Acuérdate de algún momento en que fuiste divertido y sé esa persona graciosa de nuevo.
  • No tengas miedo de hacer una broma sobre ti mismo. Esto forma parte de tener un buen sentido del humor. Observa a los monologuistas cómicos: prácticamente todo lo que hacen es reírse de cosas que hicieron o les sucedieron a ellos. Si eres capaz de reírte de ti mismo, los demás verán que tienes una buena autoestima.
  • Reconoce que cada situación es graciosa por una razón diferente. Existen muchos tipos de humor; conocer una amplia gama de posibilidades te ayudará a saber lo que resultará cómico en cada situación. Aquí tienes algunos ejemplos de distintos tipos de humor
  • Practica, practica, practica. Ser gracioso es un arte, no una ciencia. No hay ningún libro de texto que puedas leer y sacar un título. Más bien, es necesario seguir intentándolo; aprender a ser más gracioso mediante prueba y error.