Monthly Archives: abril 2014

Seguros de Salud con Asistencia Familiar

medical_110005913-011314int

Los seguros de salud pueden ofrecerte muchas alternativas en cuanto a las coberturas en el tema de salud  como por ejemplo, servicios en medicina general, en pediatría, en puericultura, en enfermería, urgencias que se presenten en el hogar y servicios de ambulancia del lugar donde estés hasta el hospital. Por eso es necesario que antes de adquirir  un seguro de salud o de asistencia familiar, compares muy bien los paquetes que manejan las diversas aseguradoras.

Hay un rubro que varias aseguradoras manejan, al que le llaman “Servicios de Asistencia Especializada”, en el cual las aseguradoras integran los siguientes servicios:

  • Asistencia por parte del especialista en consulta.
  • Asistencia por parte del especialista en régimen hospitalario.
  • Procedimientos de y para diagnósticos.
  • Procedimientos terapéuticos.
  • Intervenciones quirúrgicas
  • Asistencia especializada obstétrica.

También cuentan con un apartado que le llaman “Tratamientos y Servicios Especiales”, donde incluyen la Medicina preventiva, la planificación familiar, preparación al parto, acceso al programa del niño sano y el diagnóstico precoz de algunas enfermedades de tipo ginecológicas, detección precoz de la sordera o seguimiento del enfermo diabético. Estos servicios pueden llegar a variar según la aseguradora con la que contrate los servicios.

Algunos seguros de salud cubren lo que llaman el “Estudio Biomecánico de la Marcha”, lo que es una técnica que analiza y diagnostica la manera de pisar, se valora el estado del pie en sus tres estados: en reposo, caminando y en carrera. Esto con el fin de ayudar a prevenir lesiones y corregir problemas si es que ya existen. Verifica muy bien si realmente requieres esta cobertura, ya que tiene un precio especial que se suma al valor general del seguro.

En los contratos de seguro, hay un apartado que se llama “Módulo de Garantías Hospitalarias”. Este  módulo incluye la asistencia hospitalaria en una habitación individual, manutención del asegurado, utilización  de quirófano, tratamientos y pruebas diagnósticas y gastos derivados de la hospitalización, ya sean quirúrgicos o no, gastos de obstétrica o por maternidad, Psiquiatría y/o Pediatría.

Algunas opciones que los seguros de salud pueden incluir:

  • Urgencias Hospitalarias.
  • Hospitalización a domicilio.
  • Prótesis e Implantes: del catálogo que manejen.
  • Guardar la sangre del cordón umbilical: Se garantiza la recogida de la muestra y se asegura el mantenimiento de las células madre del cordón, para su posible utilización.
  • Acceso hospitalario en los Estados Unidos: Como consecuencia de algún tratamiento recomendado.

Siempre busca los servicios que las aseguradoras ofrecen como “Valor Añadido”, ya que algunas de ellas tienen un servicio telefónico a los mejores profesionales médicos, para cualquier información médica que requiera. Consultas referentes a enfermedades, tratamientos, interpretación de diagnósticos, o información sobre los especialistas mas adecuados. Las grandes aseguradoras también ponen a disposición servicios de tratamientos láser para la corrección de miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia a precios especial.

Para tomar una decisión sobre la compra de un seguro de salud, necesitas analizar todas las ofertas que hay en el mercado y ver lo que tu familia requiere, para contratar los servicios adecuados para ti y los tuyos.

El abuso de los seguros de salud

El abuso de los seguros de salud

El mercado de los seguros en general, presentan algunas características especiales a las que se les conoce como “el peligro de abuso” y la “selección adversa” de los consumidores, “la selección de riesgos” y el comportamiento de “descreme del mercado” de las propias empresas de seguros. Siendo estas dos últimas características generadas por el marco regulatorio que frecuentemente se les impone a las empresas aseguradoras.

Al “peligro de abuso” se le conoce como la relación entre la demanda de seguros de salud y la demanda de servicios de salud. Siendo esta relación, un efecto que se puede producir en todos los mercados de seguros. El peligro de abuso resulta del hecho que al asegurarse, las personas cambian su comportamiento de tal manera que se vuelve mas probable el evento contra el que se aseguraron.  No es que al asegura quiera o desee actuar de mala de fe o abusar de la empresa aseguradora. Lo que produce este situación es lo siguiente: Algunas personas, al contratar un seguro contra robos, se sienten más protegidas y confiadas, por lo tanto se vuelven “menos cuidadosas” en poner las alarmas, en asegurar sus pertenencia o comentan en cualquier oportunidad que contrataron un buen seguro contra robo … lo que está pasando por su mente es lo siguiente: “para que me preocupo si ahora estoy asegurado”, “que me puede pasar si ya tengo un seguro” “total cualquier cosa que pase, el seguro lo cubre”, etc. … La mente juega un papel importante en estos casos.

En el caso de los seguros de salud, el efecto de peligro de abuso se refleja en que a medida que la cobertura del seguro es mayor, el consumidor cambia su comportamiento demandando mayor cantidad de atenciones de salud, o una mejor calidad de ellas si se vuelve un cliente recurrente. Porque hay quienes por cualquier situación recurren al seguro de salud, por una gripa o golpe por pequeño que este sea. Este cambio en el comportamiento se explica porque al estar asegurado, el individuo tendrá que pagar un menor precio por las atenciones de salud, o por los medicamentos que utilice, lo que genera el aumento en la cantidad de demanda solicitada de los servicios de salud y la demanda de una mejor calidad en los servicios, con la justificación “cuento con un seguro médico de cobertura amplia”.

El aumento del consumo de servicios de salud, por cuestiones menores, debido al menor precio que se ofertan a través de los seguros de salud, es la forma como se manifiesta el “peligro de abuso” en los seguros de salud.

El Peligro de Abuso, provoca una gran pérdida debido a que el consumo adicional que se genera, hace que los recursos, los especialistas y el material se desvíen de situaciones realmente urgentes o prioritarias. Además a generado un consumo excesivo de medicamento innecesario, esto es que para muchas personas, es forzoso que después de consultar a un médico, este le dé algo de medicamento, en ocasiones, cuando son situaciones leves, no es necesario recetar medicamento, pero si el especialista no lo receta, el asegurado puede decir “este seguro no sirve, ni una pastillita de dan” “este médico no sabe lo que está haciendo, no supo que recetarme”, etc., por lo tanto, los médicos al final recetan algo por mas simple que sea, en ocasiones solo es vitamina C “ácido ascórbico”  o una pastilla que “calme” el dolor.

La existencia de los seguros privados de salud, sin duda alguna son benéficas. Si deseamos que los precios de los seguros de salud sigan siendo accesibles para los bolsillos, hagamos lo que nos toca a cada uno de los asegurados para que no incrementen “el peligro de riesgo” en su costo y estos sigan siendo tan beneficiosos para la toda la sociedad como se proyectaron desde su inicio y han sido hasta el día de hoy.

Consejos al momento de contratar un seguro de salud

Consejos al momento de contratar un seguro de salud

Comprar un seguro de salud implica un gran estudio previo de todas las opciones que hay en el mercado. Aquí te presentamos algunos pasos que hay que seguir antes de tomar la decisión final de firmar con cierta compañía de seguros. Estos pasos son sencillos de seguir y te aseguramos que te ayudarán a ahorrarte tiempo, dinero y muchas sorpresas cuando tengas que hacer uso de tu seguro.

1.- Investiga cuales aseguradoras existen en tu país, para que tengas la seguridad de que en cualquier lado al que vayas vas a poder tener un respaldo confiable. Un buen servicio y la seguridad de que te harán válida tu póliza de seguro de salud.

Valorar la experiencia de una aseguradora es importante, se trata de analizar a la empresa: nombre, reputación, años trabajando, que este legalmente establecida y preguntar a alguien, que haya utilizado sus servicios con anterioridad, que opinión tiene de la misma y el servicio que les brindó.

2.- Habla con los agentes de las compañías seleccionadas, ya que cada compañía tiene sus “extras o plus”. Los seguros de salud son herramientas complejas que implican una explicación profunda del compromiso que adquieres con la aseguradora y la aseguradora tiene hacia Tí. Un seguro de salud es un contrato, por eso platicar antes con un asesor es básico.

3.- Compara los servicios de cada compañía y el costo del seguro, ya que lo ideal al momento de adquirir un seguro es haber realizado una evaluación de las ventajas y desventajas.

4.- Define que tipo de cobertura deseas, por que suma quieres asegurar a tu familia, que tipo de hospitalización puedes llegar a requerir, etc. Realiza una consulta con tu bolsillo y pregúntale por cuanto tiempo vas a estar renovando este seguro de salud.

5.- En general todos los seguros ofrecen coberturas adicionales, checa el apartado de otros servicios o complementos, las aseguradoras tienen varias cláusulas y apartados que tienes que conocer, por el costo extra que las coberturas adicionales generan. Siempre lee las letras pequeñas, ahí vienen muchas excepciones y condiciones de cuando no aplican las pólizas de los seguros de salud.

6.- Verifica hasta que edad te pueden asegurar, ya que algunas aseguradoras no permiten la renovación después de cierta avanzada edad. Algunas otras si realizan esta renovación siempre y cuando tu historial de pagas sea el adecuado.

7.- Pregunta, pregunta y vuelve a preguntar, no es necesario que tomes una decisión en un solo día, tómate tu tiempo. Pregunta por los tiempos de espera de los reembolsos. Los tiempos de espera para atender ciertos padecimientos. Los tiempos de atención y manejo de las urgencias. Pregunta todo lo que venga a tu cabeza, todas las dudas que surjan, nunca supongas nada.

8.- Algunos seguros son deducibles de impuestos, si esto te beneficia, pregunta sobre esta opción y como realizar la compra del seguro y la forma de declararlo para que sea válido de forma fiscal.

9.- Si tienes una buena salud y tu familia tiene hábitos saludables, es posible que el seguro resulte de menor costo. Si alguien ya trae una enfermedad o hay alguna tendencia familiar a ciertas enfermedades, los costos de los seguros de salud empiezan a aumentar. Checa muy bien este punto.

 

El seguro de salud es algo importante, dedícale el tiempo necesario a su análisis y comparación, ten por seguro que es un tiempo muy bien invertido que puede llegar a salvarte la vida.