Monthly Archives: agosto 2013

Entrenamiento de Alto Rendimiento

Salud Fisica

El entrenamiento deportivo consiste en la forma fundamental de preparación del atleta, basada en ejercicios sistemáticos la cual representa en esencia, un proceso organizado pedagógicamente con el objetivo de dirigir la evolución del atleta hasta lograr su máximo objetivo en la competencias planificadas.

En el entrenamiento deportivo se busca la mejora del rendimiento deportivo en una forma que no es el mero reflejo de unos factores puntuales.  De este modo, el papel del entrenador es “dirigir un proceso que se traduce en la minimización de lo impredecible del rendimiento”.  Este papel describe todo aquello del entrenador de alta competición, cuyo contexto es esencial para:

  • La estabilidad y continuidad durante un amplio periodo de tiempo.
  • El compromiso con un objetivo.
  • La participación frecuente y regular del atleta.
  • La progresión planificada en las cargas de trabajo.
  • El control de las numerosas variables que influyen en el rendimiento.

El nivel de compromiso y demandas del entrenamiento de tales circunstancias determinan el potencial para que un estado determinado de rendimiento se desarrolle.

Los entrenadores tienen la responsabilidad, especialmente con atletas de elite de alto nivel, de implementar un proceso de entrenamiento que sea coherente y adecuadamente planificado y monitorizado, y en el cual esté siempre presente la mejora y el bienestar del atleta mediante una cuidadosa regulación de los factores de la carga de entrenamiento.  La mayor parte de los principios que se discuten aquí son aplicables a cualquier deporte y a cualquier nivel de rendimiento deportivo.

El entrenamiento deportivo consta de 3 componentes fundamentales:

La teoría de la prestación deportiva y la capacidad de prestación deportiva

  • La prestación consiste en el éxito, la exigencia de esfuerzo, la solicitación, la fatiga, la recuperación y el sistema funcional.
  • Sus componentes son: la condición física, la técnica deportiva, la estrategia y la táctica

 

 

La teoría del entrenamiento deportivo

  • El entrenamiento consiste en el objetivo, el contenido, la intensidad, el volumen, el método, el ejercicio, el efecto y el nivel de entrenamiento.
  • El sistema de entrenamiento consta de división en ciclos, periodización, planificación del entrenamiento, proyecto del entrenamiento, valoración del entrenamiento, análisis del entrenamiento y control del entrenamiento.
  • Las etapas del entrenamiento son: entrenamiento inicial, entrenamiento básico, entrenamiento de desarrollo, entrenamiento de transición al alto nivel, entrenamiento de máxima prestación.

 

La teoría de la competición deportiva

  • Función de la competición se divide en: competición de entrenamiento, competición de construcción, competición de verificación, competición de selección, competición de eliminación, competición de calificación, competición para clasificación, competición individual, competición de equipo, torneo, series de competición.

Para llevar a cabo el entrenamiento se necesita una carga o un estímulo que permita que se produzcan unas determinadas adaptaciones en el organismo.  Estas adaptaciones se manifiestan en una mejora de la prestación deportiva, un resultado o en un rendimiento en la competición.  Pero para que estas mejoras se produzcan es necesario utilizar unos procedimientos, procesos y métodos adecuados y respetar unas leyes o principios básicos que regulan el entrenamiento.

El modelo de proceso del entrenamiento contempla el ajuste a corto y largo plazo de todas las medidas necesarias para la realización del entrenamiento con el objetivo de mejorar el rendimiento.  Las medidas individuales de este proceso están relacionadas entre si en una especie de proceso cíclico que se desarrolla en cinco fases.

  • Primera Fase – Diagnóstico (análisis) del estado actual de rendimiento y determinación de las etapas de entrenamiento.
  • Segunda Fase – Determinación de los objetivos y resultados estandarizados y planificación del entrenamiento.
  • Tercera Fase – Realización del entrenamiento.
  • Cuarto Fase – Control del entrenamiento y la competición.
  • Quintas Fase – Evaluación y comparación con resultados estandarizados y retroalimentación.

Los Problemas de Depresión y Ansiedad en la Salud Mental

salud mental

Es importante tener en cuenta que debes conocer los diferentes síntomas, ya que al poder identificarlos se podrá tratar rápido y adecuadamente estos trastornos mentales. Estos trastornos se manifiestan a través de síntomas como respuesta a largos periodos de estrés o angustia o situaciones de peligro que sólo existen en nuestra mente. Estos síntomas pueden ser de origen físico como taquicardias, mareos, temblores musculares, dificultad para respirar, sudoración, dolor abdomial, punzadas, cansancio… o de origen no físico como pueden ser la angustia, miedo, falta de concentración, inseguridad, huida o evitación, obsesión, irritabilidad, agobio, tristeza, etc.

 

Las causas más comunes a sufrir alguno de estos trastornos son las preocupaciones exageradas y reiteradas y la dificultad para adaptarnos a los cambios en nuestra vida personal o profesional sin embargo también se debe tener presente que   La ansiedad es un sistema de alerta que se activa en previsión de un peligro o amenaza futuro. Como respuesta intensa que es, resulta muy fácil que se asocie a diferentes estímulos o situaciones. Genera una marcada activación del organismo que sirve para que se pongan en marcha conductas como el escape, la evitación o la lucha con los elementos amenazantes. Por lo tanto, cuando se convierte en problemática (por ser desmesurada respecto al estímulo que la genera, por presentarse repetidamente y/o prolongarse en el tiempo) se trata enseñando habilidades para reducir esta activación. Además es común que la actividad fisiológica se manifieste también a nivel psicológico, produciéndose un mayor número de distracciones, hipervigilancia, aprensión, irritabilidad, inseguridad, etc. Los pensamientos y evaluaciones están relacionados con la amenaza, la sobrevaloración del riesgo y la minusvaloración de los propios recursos, etc. La ansiedad, por tanto, se centra en la prevención respecto al futuro para que no se produzcan ciertas consecuencias desagradables que se presuponen.

Además en los trastornos de ansiedad hay otra serie de características diferenciales respecto de la depresión. No hay variación a lo largo del día (salvo en algunos casos con fuertes componentes anticipatorios, que suelen sentirse peor al despertarse y primeras horas del día), ni en las diferentes estaciones del año. Por otro lado, la ansiedad no implica perdida de la capacidad de disfrute y obtención de placer, como sucede en la depresión.
Cada uno de los diferentes trastornos de ansiedad presenta unas características propias y definitorias que los distinguen de la depresión y de otros trastornos de la ansiedad.. En el trastorno por estrés postraumático hay reexperimentaciones del trauma (flashbacks). El miedo al miedo es propio del trastorno de pánico. Y el temor a hacer el ridículo es característico de la fobia social
El ánimo es una emoción relacionada con el sistema de conservación/regulación de la energía y la motivación. El estado de ánimo deprimido, o depresión, se activa ante eventos pasados que implican pérdida, degradación o fallos, produciéndose quietud, disminución o lentificación de los movimientos,y una tristeza profunda. Si no es excesiva sirve para dejar que el tiempo cure las heridas, recibir apoyo social que supla las posibles pérdidas, recargar la energía, y facilitar la resolución de los problemas. Pero si persiste en exceso, puede ser que los conflictos existentes permanezcan irresueltos, se produzca aislamiento social, pérdida del sentido de la existencia, mayor abatimiento y la creencia de que no existe solución para los problemas. La atención y el pensamiento se orientan preferentemente a pérdidas, fallos o degradaciones imaginadas o reales, que generan honda tristeza, culpa inapropiada, disminución de la autoestima y, en algunos casos, ideación suicida.

Diferencia entre Jefe y Lider

Salud Social

Todos sabemos que un Jefe no es un líder pero un líder si es un jefe, sin embargo se verá más claro en la siguiente  comparación

  • Para el Jefe, la autoridad es un privilegio de mando y para el Líder un privilegio de Servicio. El Jefe ordena: Aquí mando yo, el Líder: Aquí sirvo yo. El Jefe empuja al grupo y el Líder va al frente comprometiéndose con sus acciones.
  • El Jefe existe por la autoridad, el Líder por la buena voluntad. El Jefe necesita imponerse con argumentos extensos, el Líder con ejemplos entrañables.
  • El Jefe inspira miedo, se le teme, se le sonríe de frente y se le critica de espalda. El Líder inspira confianza, da poder a su gente, los entusiasma y cuando está presente, fortalece al grupo. Si temes a tu superior, es Jefe. Si lo amas es un Líder.
  • El Jefe busca al culpable cuando hay un error. El que la hace la paga. Sanciona, castiga, reprende, cree arreglar el mundo con un grito o con una infracción. El Líder jamás apaga una llama encendida, corrige pero comprende, no busca las fallas por placer, sino para rehabilitar al caído.
  • El Jefe asigna los deberes, ordena a cada quien lo que tiene que hacer, mientras contempla desde su lugar cómo se le obedece. El Líder da el ejemplo, trabaja con y como los demás, es congruente con su pensar, decir y actuar.
  • El Jefe hace del trabajo una carga, el Líder un privilegio. Los que tienen un Líder, pueden cansarse mas no fastidiarse, porque el Líder transmite la alegría de vivir y de trabajar.
  • El Jefe sabe cómo se hacen las cosas, el Líder enseña cómo deben hacerse. Uno se guarda el secreto del éxito, el otro capacita permanentemente, para que la gente pueda hacer las cosas con eficacia.
  • El Jefe maneja a la gente, el Líder la prepara. El Jefe masifica a las personas convirtiéndolas en números o fichas. El Líder conoce a cada uno de sus colaboradores, los trata como personas, no los usa como cosas. Respeta la personalidad, se apoya en el hombre concreto, lo dinamiza y lo impulsa constantemente.
  • El Jefe dice, vaya, el Líder vayamos. El Líder promueve al grupo a través del trabajo en equipo, forma a otros Líderes, consigue un compromiso real de todos los miembros, formula planes con objetivos claros y concretos, motiva, supervisa y difunde el ideal de una esperanza viva y una alegría contagiosa.
  • El Jefe llega a tiempo, el Líder llega adelantado. Un pie adelante del grupo, una mirada más allá de los seguidores, el que inspira, el que no se contenta con lo posible sino con lo imposible.

Como comentario final, la diferencia más contundente que existe entre ambos es que mientras el líder establecer una relación ganar – ganar con los miembros del equipo el jefe establece una relación ganar – perder con los demás integrantes, tener personas bajo responsabilidad es una gran tarea pero si es bien elaborada puede convertirse en el mejor activo que tenga la organización.

Como Mejorar tu Salud Física

Salud Fisica
  • El primer paso para mejorar nuestra salud es encontrar tiempo para hacer ejercicio.
  • El segundo paso es saber cómo estamos y qué debemos mejorar. Hacerse un examen médico y análisis de sangre podría ser la forma más barata de evitar parar en un hospital.
  • El tercer paso es lo que en Triton Multi Sport llamamos entrenamiento inteligente, hacer ejercicio sin saber qué estamos haciendo no es algo inteligente, por eso la propuesta es hacer ejercicio en forma inteligente, sabiendo primero cómo estamos para así saber qué debemos mejorar y luego cómo y cuándo hacer lo que nos va ayudar a mejorar.
  • El cuarto paso es la variabilidad en el entrenamiento, hacer el mismo entrenamiento una y otra vez nos lleva al principio a quemar algunos de los kilos de grasa de más, pero continuar haciendo lo mismo por un tiempo prolongado nos llevará a caminar en círculos y a estar llegando al mismo lugar, de tal manera que la mejora se estanca y por eso no vemos el avance que si notamos en nuestro inicio.

Así que veamos qué consejos podemos incorporar en nuestra vida para hacer ejercicio y hacerlo más inteligentemente:

  • Sea constante y consistente, escoja al menos  4 días a la semana para hacer ejercicio y saque de ahí al menos una hora para llevar a cabo con tranquilidad un plan de ejercicios físicos que en verdad mejore su salud.
  • Hágase del equipo necesario para hacer ejercicio, así como invierte en su casa reparándola o bien invierte en comprarse un buen celular para estar mejor comunicado, así debe invertir en su vestimenta y equipo para hacer ejercicio, hay muchas tiendas en el país que le pueden asesor al respeto.
  • Monitoree su corazón, adquirir un monitor de corazón es de lo más inteligente que puede hacer. La única manera de saber si se está sobrecargando o no es monitoreando como trabaja su corazón, recuerde lo importante no es cuándo hace sino cómo lo hace.
  • Cuide la técnica al realizar ejercicio, una mala postura o una mala técnica le puede causar más problemas que beneficios.
  • Sea cuidadoso con lo que realiza, sino no está seguro del ejercicio que hace busque ayuda profesional.
  • Llénese de energía, la mejor y más barata energía la obtenemos del aire, así que respire profundo cada vez que realiza ejercicio.
  • Vaya progresivo, no inicie como si toda su vida hubiera hecho ejercicio, vaya progresivamente aumentando tanto la carga de volumen (tiempo que hace ejercicio) así como la carga de intensidad del ejercicio (que tan fuerte lo hace)
  • Ingiera alimentos basados en carbohidratos antes de iniciar su sesión de ejercicio, inclusive si hace ejercicio inmediatamente después de levantarse, los carbohidratos proveen de la energía necesaria para hacer ejercicio en forma eficiente, ingiéralos en muy poca cantidad si hace su rutina al levantarse por la mañana.
  • Hidrátese, siempre que haga ejercicio tenga agua o algún hidratante a su lado, ingiera aproximadamente 500 mililitros por hora de ejercicio.
  • Realice un programa de ejercicios holístico, mezcle ejercicio aeróbico, tonificación muscular y flexibilidad en una misma sesión.
  • Escuche tu cuerpo, no haga nada que sienta que le puede perjudicar, si siente que el ejercicio que realiza le produce un mal, pare de hacerlo, también si siente que lo que hace no le produce el benéfico que quiere obtener, cambie de rutina.
  • Disfrute las rutinas que realiza, si los ejercicios que está realizando no le producen agrado, cámbielos inmediatamente, usted está para disfrutar lo que hace, no para tener otra obligación más, haga solo ejercicios en los cuales usted se sienta bien.

Como prevenir la Demencia Senil

salud mental

La demencia senil es una enfermedad de amplio conocimiento global, difícilmente alguien no la conozca ya que es uno de los principales temores que se tiene en la medida que se va envejeciendo.

  • Para prevenir la demencia senil, será muy importante desarrollar a diario actividades que estimulen la actividad cerebral, para mantenerlo así en forma. Al igual que el resto de músculos, si no lo usamos se atrofia por lo que Algunos ejemplos que podemos realizar son: leer libros y periódicos, hacer cuentas, escribir, hacer pasatiempos… Así como también juegos de memoria y sudokus.
  • Deberás también relacionarte con el entorno para que nuestro cerebro no sufra los efectos del tiempo. Se recomienda mantener relación no solo con nuestros familiares y amigos de toda la vida, sino también con otras personas, por ejemplo acudiendo a centros cívicos y sociales. Allí podremos conocer gente nueva, con intereses y gustos similares a los nuestros… y además, ejercitaremos así nuestra memoria al tener que recordar caras nuevas y nuevos nombres.
  • Será favorable para nuestra mente el hecho de crear hábitos y rutinas, ya que al establecer un horario fijo para desarrollar las actividades diarias, ejercitaremos la memoria y prevendremos la demencia senil.
  • Asimismo, determinados estudios médicos han demostrado que el complejo vitamínico B, y en concreto las vitaminas B6, B9 (ácido fólico) y B12, ayudan a prevenir la demencia senil. De esta forma, se recomienda seguir una dieta balanceada que haga especial hincapié en la ingesta de las vitaminas de este tipo.
  • Por otro lado, también será muy importante hacer ejercicio de forma regular para así oxigenar el cerebro y favorecer el rejuvenecimiento de las células y retrasar problemas motores.
  • Desde unComo queremos destacar el hecho que nuestro médico será quien mejor podrá aconsejarnos sobre la prevención de la demencia senil. Por lo que si crees que empiezan a aparecer indicios de demencia senil o algún otro tipo de trastorno cognitivo, deberás dirigirte a la consulta médica.
  • Si deseas leer más artículos parecidos a cómo prevenir la demencia senil, te recomendamos que entres en nuestra categoría de La demencia y la pérdida de memoria.

 

Recuerden que la enfermedad de Alzheimer o demencia senil de tipo Alzheimer, es un trastorno encefálico de deterioro crónico y progresivo que se acompaña de efectos profundos en la capacidad de recordar, aprender y razonar. Podemos decir que en uno de los trastornos más temidos de nuestra época debido a las consecuencias de gran deterioro que produce en la persona afectada.

Los principales síntomas que aparecen son la pérdida progresiva de habilidades y funcionamiento mental, la pérdida de memoria, confusión y alucinaciones. El comienzo del mal puede ser lento, los familiares más allegados suelen advertir que el individuo tiene algún olvido en sus quehaceres diarios.

La OMS define la enfermedad de Alzheimer como una dolencia degenerativa cerebral primaria, de etiología desconocida, que presenta síntomas neuropatológicos y neuroquímicos característicos. El trastorno se inicia, generalmente, de forma insidiosa y lenta y evoluciona progresivamente durante un período de años. La evolución acostumbra a ser larga (entre ocho y diez años), aunque a veces es de dos o tres años.